¡Desafíos superados! Gracias por acompañarnos un nuevo año

AMAP fortaleció su incidencia en el barrio Bella Vista Oeste durante un 2019 colmado de trabajo solidario. En detalle, compartimos cada uno de los logros más destacados.

¡Desafíos superados! Gracias por acompañarnos un nuevo año

Cada año, el desafío de brindar contención a miles de familias que esperan dejar atrás la exclusión nos interpela y convoca. Desde la institución, trabajamos arduamente para reducir la brecha que aún seguimos detectando entre las vecinas y vecinos del barrio Bella Vista Oeste y aquellas oportunidades que les permitirían dar un salto de calidad en sus condiciones de vida.                     
                                              

Acompañarlos en su camino hacia la superación personal es el pilar de la misión de AMAP ROSARIO. Para ello, ponemos a su disposición programas de educación, alfabetización, capacitación en oficios de amplia salida laboral, servicios de salud y espacios de cultura y recreación; oferta dirigida a una población de niños, jóvenes y adultos que día a día nos sorprenden y conmueven por sus inmensos deseos de crecer y formarse para contribuir a la sociedad con las capacidades que van adquiriendo.    

                                              

A lo largo de este 2019, llegamos a más de 2000 beneficiarios gracias al Proyecto de Cooperación Internacional que mantenemos desde abril de 2017 con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Luxemburgo y la ONG Tierra de Hombres Luxemburgo, y estamos trabajando arduamente para generar un nuevo proyecto de tres años que permita seguir mejorando la vida de miles de familias.

 

Es una satisfacción saber que no hacemos esto solos. Detrás, una gran red nos sostiene para que podamos continuar abriendo caminos en una comunidad que se esfuerza por dejar atrás la marginalidad. A nuestros socios estratégicos en el Gran Ducado se suma el apoyo del Estado nacional, provincial y municipal así como el compromiso de empresas, otras ONGs y de muchas madrinas y padrinos, gracias a quienes hoy podemos seguir generando un impacto que nos permite llevar contención y alivio en un delicado contexto social.

 

 

Este año, gracias a la ayuda de todos ustedes, logramos:

 

§  Entregar 25.000 desayunos y almuerzos para los 78 niños del jardín Cariñito.

§  Servir 16.000 desayunos y meriendas a los alumnos de los talleres del Club y Biblioteca, del Centro de Alfabetización y del plan Nueva Oportunidad.

§  Capacitar a 300 alumnos en 23 cursos de formación en oficios.

§  Lanzar cursos propios de AMAP, que se suman a la oferta de capacitaciones brindadas en convenio con la Municipalidad y la Provincia para promover herramientas de inclusión laboral.

§  Entregar 51 becas de estudio para todos los niveles educativos.

§  Continuar alfabetizando a adolescentes y adultos marginados del sistema escolar tradicional.

§  Alojar 8 niños de entre 3 y 9 años en nuestro Centro de Residencia; de los cuales 2 egresaron con una familia adoptiva, 1 egresó hacia un centro residencial para niños de su edad y 3 se encuentran en proceso de adopción. Con 2 de ellos se está haciendo un trabajo interdisciplinario de revinculación con su familia de origen.

§  Poner en marcha un gabinete social conformado por profesionales de Psicología, Trabajo Social y Abogacía, para que puedan dar contención y respuesta a complejas situaciones que detectamos entre nuestros beneficiarios.

§  Continuar realizando campañas gratuitas de vacunación, de cuidado bucodental y de prevención en enfermedades cardiovasculares.

§  Realizar importantes reformas edilicias en el Club de Jóvenes, especialmente gracias a los aportes obtenidos del Ministerio Provincial de Desarrollo Social.

§  Adquirir un horno de vanguardia para los cursos de gastronomía y pastelería.

§  Trasladar la sala de informática al Centro de Capacitación Laboral para que los alumnos desarrollen habilidades tecnológicas durante su formación en oficios.

 

 

Cada uno de estos logros es una razón para decirles ¡muchas gracias!; y para pedirles que sigamos trabajando a la par, demostrando que si nos unimos podemos lograr transformaciones de alto impacto en nuestra sociedad.

 

Sabemos que su optimismo contagiará al de todas aquellas personas a quienes les cuenten de AMAP y su obra. Los necesitamos como portavoces para que esta red de contención y ayuda al prójimo se siga expandiendo.

 

Juan Carlos Ferrer
Presidente

 

Pablo Cerso
Director Ejecutivo

A.M.A.P.
¡Desafíos superados! Gracias por acompañarnos un nuevo año

AMAP fortaleció su incidencia en el barrio Bella Vista Oeste durante un 2019 colmado de trabajo solidario. En detalle, compartimos cada uno de los logros más destacados.

Cada año, el desafío de brindar contención a miles de familias que esperan dejar atrás la exclusión nos interpela y convoca. Desde la institución, trabajamos arduamente para reducir la brecha que aún seguimos detectando entre las vecinas y vecinos del barrio Bella Vista Oeste y aquellas oportunidades que les permitirían dar un salto de calidad en sus condiciones de vida.                     
                                              

Acompañarlos en su camino hacia la superación personal es el pilar de la misión de AMAP ROSARIO. Para ello, ponemos a su disposición programas de educación, alfabetización, capacitación en oficios de amplia salida laboral, servicios de salud y espacios de cultura y recreación; oferta dirigida a una población de niños, jóvenes y adultos que día a día nos sorprenden y conmueven por sus inmensos deseos de crecer y formarse para contribuir a la sociedad con las capacidades que van adquiriendo.    

                                              

A lo largo de este 2019, llegamos a más de 2000 beneficiarios gracias al Proyecto de Cooperación Internacional que mantenemos desde abril de 2017 con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Luxemburgo y la ONG Tierra de Hombres Luxemburgo, y estamos trabajando arduamente para generar un nuevo proyecto de tres años que permita seguir mejorando la vida de miles de familias.

 

Es una satisfacción saber que no hacemos esto solos. Detrás, una gran red nos sostiene para que podamos continuar abriendo caminos en una comunidad que se esfuerza por dejar atrás la marginalidad. A nuestros socios estratégicos en el Gran Ducado se suma el apoyo del Estado nacional, provincial y municipal así como el compromiso de empresas, otras ONGs y de muchas madrinas y padrinos, gracias a quienes hoy podemos seguir generando un impacto que nos permite llevar contención y alivio en un delicado contexto social.

 

 

Este año, gracias a la ayuda de todos ustedes, logramos:

 

§  Entregar 25.000 desayunos y almuerzos para los 78 niños del jardín Cariñito.

§  Servir 16.000 desayunos y meriendas a los alumnos de los talleres del Club y Biblioteca, del Centro de Alfabetización y del plan Nueva Oportunidad.

§  Capacitar a 300 alumnos en 23 cursos de formación en oficios.

§  Lanzar cursos propios de AMAP, que se suman a la oferta de capacitaciones brindadas en convenio con la Municipalidad y la Provincia para promover herramientas de inclusión laboral.

§  Entregar 51 becas de estudio para todos los niveles educativos.

§  Continuar alfabetizando a adolescentes y adultos marginados del sistema escolar tradicional.

§  Alojar 8 niños de entre 3 y 9 años en nuestro Centro de Residencia; de los cuales 2 egresaron con una familia adoptiva, 1 egresó hacia un centro residencial para niños de su edad y 3 se encuentran en proceso de adopción. Con 2 de ellos se está haciendo un trabajo interdisciplinario de revinculación con su familia de origen.

§  Poner en marcha un gabinete social conformado por profesionales de Psicología, Trabajo Social y Abogacía, para que puedan dar contención y respuesta a complejas situaciones que detectamos entre nuestros beneficiarios.

§  Continuar realizando campañas gratuitas de vacunación, de cuidado bucodental y de prevención en enfermedades cardiovasculares.

§  Realizar importantes reformas edilicias en el Club de Jóvenes, especialmente gracias a los aportes obtenidos del Ministerio Provincial de Desarrollo Social.

§  Adquirir un horno de vanguardia para los cursos de gastronomía y pastelería.

§  Trasladar la sala de informática al Centro de Capacitación Laboral para que los alumnos desarrollen habilidades tecnológicas durante su formación en oficios.

 

 

Cada uno de estos logros es una razón para decirles ¡muchas gracias!; y para pedirles que sigamos trabajando a la par, demostrando que si nos unimos podemos lograr transformaciones de alto impacto en nuestra sociedad.

 

Sabemos que su optimismo contagiará al de todas aquellas personas a quienes les cuenten de AMAP y su obra. Los necesitamos como portavoces para que esta red de contención y ayuda al prójimo se siga expandiendo.

 

Juan Carlos Ferrer
Presidente

 

Pablo Cerso
Director Ejecutivo

¡Desafíos superados! Gracias por acompañarnos un nuevo año